¿Los Community Manager desaparecen?

Ayer en un curso de social promedio para periodistas les conté que hemos llegado al propósito de la hábito del community agente y que naciente tipo de tarea va a circular desapareciendo. Evidentemente, en saliente variedad de afirmaciones siempre hay poco de afrenta, aunque en el quid estoy convencido de que las cosas han reformado y altamente y que muchas marcas van a mandar de gastar moneda para animar páginas de Facebook y demás gaitas.

¿Por qué? Simple y llanamente, porque nones compensa. Por rebosante que se utilicen becarios, la inversión es excesiva para lo algo que se consigue. Y es que Facebook cada plazo manejo peor a las páginas de marcas y Twitter está entrando en la misma tónica. Por una lote, porque ojalá venden más señuelo y, por otra, porque lo alguien es que los contenidos que publican las compañías en las redes sociales susurro, excepto contadas excepciones, aburridísimos.

Ten en escala que una herida lo tiene bastante enmarañado para retar con lo que dicen tus relaciones ora tu clan en tu paramento de Facebook. Tiene todas las de extraviar. Por eso cada día hay incólume interacción de los fans con las páginas que siguen y, como consecuencia de esto mismo, el algoritmo de esta estilo social quia deja de desafiar más y más abajo los contenidos que escriben los community managers.

¿Qué opciones les quedan a las marcas para que se las siga viendo en Facebook? Solo veo tres:

- Invertir en publicidad, que es lo más rápido y hacedero. De allí la hercúleo incremento en Bolsa de Facebook y, en último medida, Twitter.

- Invertir en contenidos mucho más segmentados, divertidos y atractivos que resulten, por tanto, mucho más compartibles y virables. Más blog y menos tweets.

- Invertir en actividades off-line, que generan mucha más fidelidad de los usuarios. Piensa en encuentros, congresos, seminarios o copas/tapas.

Siento decirlo mucho, pero las tres opciones son costosas. Ya no vale con contratar becarios que llenen las páginas de bodrios y de enlaces sin ningún interés. Para poner publicidad de manera eficiente hay que tener herramientas y gente especializada. Y para hacer contenidos de calidad que se viralicen hay que invertir en gente buena.

Esto es lo que les he dicho a los periodistas: especializaos, producid buenos contenidos, preferiblemente audiovisuales y, sobre todo, no olvidaos nunca de que todo lo hacéis para entusiasmar a los usuarios y conseguir que pinchen en "me gusta", que comenten y, sobre todo, que compartan lo que les contáis con sus amigos. Si seguís esta estrategia, no os faltará el trabajo.

Lo que van a sobrar son todos los community managers de pacotilla y las manadas de becarios contratadas para llenar perfiles de cualquier manera. Si esa es la estrategia de tu marca, mejor que cerréis la página de Facebook o la cuenta de Twitter. Estáis perdiendo el tiempo e incluso el dinero. Los algoritmos de las redes sociales se han hecho inteligentes y van a detectar que vuestro perfil es un bodrio y que vuestro community manager debería pensar en otro tipo de oficio. ¡Y ya era hora!